Los socialistas portuenses han presentado, en el día de hoy (11 de marzo), una queja en el registro de la oficina del Diputado del Común del pueblo canario por medio de la cual solicitan intermediación con el grupo de gobierno de la ciudad turística para que se resuelva cuanto antes el problema del agua corriente en el municipio.

“Jerónimo Saavedra nos ha recibido y escuchado nuestras peticiones, y hemos procedido a entregar en el registro la queja formal por medio de la cual esperamos que el Diputado del Común interceda por los más de 14.000 vecinos de Puerto de la Cruz que se han visto afectados por este turbio problema de gestión achacable al grupo de Gobierno y a su incapacidad de negociación con la empresa concesionaria”, ha manifestado Marco Antonio González, secretario general del PSOE en Puerto de la Cruz y concejal socialista.

“Es inconcebible la imagen que esta ciudad turística, referente en toda Europa, está mostrando a los visitantes: depósitos de agua en las esquinas y grupos de vecinos acudiendo a abastecerse en ellos. A todas luces, la instantánea nos trasladaría a otros tiempos y otros lugares; pero desgraciadamente se dan en nuestra ciudad, y poco se está haciendo para solucionarlo”, comentó el secretario general portuense, quien añadió que “todo eso unido a los verdaderos problemas aparejados por la falta de abastecimiento que sufren los vecinos día tras día. Todo ello nos lleva a una situación cuando menos surrealista”.

“La demora en solucionar estos problemas con la empresa que gestiona este bien, y las continuas largas que reciben todos los portuenses, concluyen en que la intención del alcalde Marcos Brito dista mucho de ser resolutiva”, indicó González. Los socialistas han propuesto en reiteradas ocasiones en los plenos municipales mociones enfocadas a obtener información clara y transparente sobre la gestión de la concesionaria, incluso hay aprobada una auditoría que fiscalice toda su gestión, pero que no se ha llevado a cabo.

Concluye el concejal señalando que “mientras todo esto ocurre, mientras la empresa sigue haciendo de las suyas, el agua continúa turbia y el grupo de gobierno mira hacia otro lado, los habitantes de Puerto de la Cruz sufren las consecuencias sanitarias e higiénicas, sin parecer importarle nada al Alcalde. Es por esto que hemos solicitado formalmente que el Diputado del Común actúe como intermediador, porque parece que de otra manera sólo se prestan oídos sordos a las propuestas de los grupos de la oposición y de los propios vecinos”.