El PSOE portuense en un comunicado señala que el grupo de gobierno en el Ayuntamiento de Puerto de La Cruz “ha vuelto a protagonizar un nuevo insulto a la inteligencia de todos los portuenses, celebrando buenas noticias para las arcas municipales, cuando conoce la realidad de fallido concesionario”.

Añaden los socialistas que “con un burdo intento de someterse a un lavado de cara, el concejal titular del área de comercio y concesiones administrativas Lope Afonso, quiere vender a la opinión pública como un éxito de su gestión la resolución judicial que condena a la empresa Ródano a abonar a la corporación la cantidad de 3 millones de euros”. Guillermo Pérez Pastor, portavoz del grupo municipal socialista destaca que “tras esta sentencia, dada la dada la demostrada insolvencia de la empresa condenada, la resolución es un auténtico papel mojado, y Lope Afonso intenta esconder su incapacidad para velar por los intereses municipales y en consecuencia el de todos los portuenses”.

El PSOE portuense insiste en que “la exhibición pública de la sentencia muestra a las claras el fracaso rotundo de la política de fiscalización lleva a cabo por el grupo gobernante, que con la misma hipotecó a la iniciativa privada de negocios susceptibles de una mejor explotación comercial y que a las claras poseía de la condición de emblemática para los portuenses y los visitantes de nuestra ciudad”.

Concluye la nota informativa del PSOE considerando que “los nervios e inseguridades del concejal durante el proceso electoral que se avecina le ha llevado a vender como exitosa una resolución judicial para intentar en vano desdibujar la trayectoria que le ha caracterizado al frente del control y fiscalización de las concesiones administrativas municipales, y que ha estado marcada de manera innegable por una evidente debilidad y manifiesta ineficiencia”.