Carlos AlonsoIzquierda Unida Canaria (IUC) rechaza rotundamente la designación del presidente del Cabildo de Tenerife y candidato de Coalición Canaria a la institución insular en 2015, Carlos Alonso, como pregonero de las Fiestas de Julio del Puerto de la Cruz. A juicio de IUC, el nombramiento de Alonso es “bochornoso” y responde a intereses “puramente partidistas y electoralistas”, por lo que ni su concejal, Jonás González, ni ningún otro miembro de la formación asistirá al acto de lectura del pregón.

Para González, esta decisión rompe completamente con la costumbre de elegir para el pregón a personas relevantes para la vida social y cultural de la ciudad, sin vinculación directa con la política activa. En su opinión, el hecho de que Alonso haya sido nombrado candidato por CC a la presidencia del Cabildo Insular hace apenas una semana no hace sino poner en evidencia la politización de las fiestas por parte del alcalde y de su grupo de gobierno.

El concejal de Izquierda Unida se pregunta “qué méritos ha hecho Alonso para ser pregonero”, cuando la institución que preside “se ha caracterizado en los últimos años por sumir en el olvido al Puerto de la Cruz y al Norte de la isla”. Según González, “el Cabildo no ha escuchado las reivindicaciones de los vecinos sobre la remodelación de San Telmo y ha permitido que se paralicen los proyectos de la estación de guaguas y del muelle pesquero y deportivo”. Asimismo, señala que “lleva años sin solucionar los problemas de iluminación de las carreteras de El Burgado y de Martiánez, y ha hecho oídos sordos a las peticiones de construir una rotonda en la carretera de El Botánico”, además de que “ha fomentado el aumento de las conexiones aéreas con el Sur en detrimento del Norte, organiza constantemente actos y congresos en Arona, Adeje o el área metropolitana, en lugar de en el Puerto de la Cruz, y ha tratado de acaparar el Consorcio de Rehabilitación Turística”. En este sentido, González asegura no entender por qué se premia, más allá del puro interés partidista, a quien ha contribuido con su inacción al deterioro del Puerto de la Cruz.

Dada esta designación “escandalosa”, la formación de izquierdas presentará formalmente una propuesta para que, en adelante, la persona encargada de leer el pregón de las fiestas de julio sea elegida por consenso, atendiendo a los méritos contraídos con el Puerto de la Cruz y no a intereses meramente electorales.