Jonas Gonzalez 99

Izquierda Unida Canaria (IUC) del Puerto de la Cruz reprueba que el presupuesto municipal para el año 2013, aprobado inicialmente la semana pasada con los votos favorables de CC y PP y el rechazo del resto de grupos, mantenga el gasto político de la corporación mientras se recorta drásticamente en el resto de partidas. A su juicio, resulta incongruente que se reduzcan las áreas en que se divide el Ayuntamiento, adelgazando su estructura técnica, pero se mantenga intacto el número y el salario de concejales y personal de confianza. En este sentido señalan que “los gastos derivados del salario de los concejales, incluyendo la Seguridad Social, ascienden a 555.000 euros, mientras que los derivados del personal de confianza suman 248.000 euros, lo que supone, en total, un 2,7% del presupuesto”. De igual manera, Izquierda Unida echa en falta una bajada algo mayor por asistencia a órganos municipales y en las asignaciones a grupos políticos, que destacan que en 2013 se traducirán en un gasto total de 144.000 euros con un coste político en el Ayuntamiento que representa un 3,2% del presupuesto para 2013.

Asimismo, IUC lamenta que CC y PP se hayan cerrado en banda y hayan rechazado sus enmiendas al presupuesto, que, además de proponer una reducción del gasto político, planteaban recortes en las partidas de imprevistos y publicidad del área de Economía y Hacienda y en el gasto en licencias informáticas de software privativo con el fin de crear un fondo municipal para víctimas de desahucios, poner en marcha un banco municipal de alimentos, lanzar un cheque emprendedor y otorgar ayudas a las familias para la adquisición de material escolar.

Tampoco es justificable, en opinión de Izquierda Unida, que las cuentas municipales para 2013 no destinen partidas específicas para áreas importantes para el municipio, como las de Medio Ambiente y Participación Ciudadana.

Por otro lado, la formación de izquierdas llama la atención sobre el hecho de que, por culpa de la mala gestión del Gobierno central, y en particular del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, el Ayuntamiento deba destinar en 2013 casi 1,3 millones de euros, un 4% del presupuesto, sólo a intereses bancarios derivados del plan de pago a proveedores, lo que hipoteca considerablemente la capacidad de gestión del Ayuntamiento.