La Calle La Hoya de Puerto de la Cruz será cerrada al tráfico rodado, una vez puestos en marcha los bolardos automáticos existentes en los extremos de la vía.

Según informa el concejal responsable de Urbanismo, Sebastián Ledesma, “se trata de una medida ya contemplada desde un principio, pero que no se ha podido poner en marcha por trámites burocráticos, ya que era necesaria la recepción oficial de la obra por parte del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz”.

La puesta en marcha de los bolardos automáticos permitirá limitar el acceso de los vehículos hacia la vía, únicamente autorizados de manera individual, logrando un control de la circulación en el medio urbano y protegiendo a los peatones, personas con movilidad reducida, ciclistas, etcétera.

“El sistema permite administrar los movimientos del bolardo automático con una central de control que gestiona el acceso de vehículos que estará operativo para los titulares de vados, pero que evitará los aparcamientos indebidos en la vía”, señaló Sebastián Ledesma.

Los titulares de aparcamientos y vados de la Calle La Hoya, podrán solicitar su correspondiente autorización hasta el próximo 30 de enero en las oficinas de la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, en horario de 08:00 a 14:00 horas, de lunes a viernes.