Sandra Rodriguez - noviembre 2014 - Puerto de la CruzEn una nota informativa del Ayuntamiento se recoge que la alcaldesa del Puerto de la Cruz, Sandra Rodríguez, mantuvo recientemente un encuentro con representantes de la empresa concesionaria del servicio de aguas, Aqualia, con el objetivo de conocer al nuevo director de zona, Santiago Lafuente, y tratar diversos asuntos de interés para el municipio.

Se menciona también que durante el encuentro se realizó una apuesta en común sobre los problemas que se han detectado durante este 2014, y “se realizó una autocrítica por ambas partes”. Por otra parte se menciona que la alcaldesa portuense demandó a la concesionaria un plan de mejora de la calidad del servicio municipal, asegurando que “debemos mejorar la prestación, pero más allá del pliego de condiciones que mantiene este ayuntamiento con la empresa y apostando por la calidad”.

Rodríguez destacó la predisposición de la empresa concesionaria y anunció un nuevo encuentro que se producirá esta misma semana, y en el que Aqualia debe presentar un documento en el que trace las líneas de mejora.

La alcaldesa se mostró convencida de que Aqualia logrará mejorar el servicio, una vez concluidas las importantes obras que se vienen ejecutando en la red de abastecimiento de agua de consumo, como la que se está realizando en el depósito de La Vera.

“Son obras importantes, en este caso costeadas por el Consejo Insular de Aguas, que deben aportar una serie de condicionantes que estén encaminados a la mejora de la calidad del servicio y aportando mayores garantías para el consumidor”, destacó Sandra Rodríguez, quien también insistió en que “a juicio del Ayuntamiento, debe ser la empresa concesionaria, en base a los informes jurídicos al respecto, la que debe pagar las obras que se están realizando en el depósito. A pesar de que se estén realizando con dinero público, pediremos la devolución del coste usando todas las vías administrativas y judiciales que sean necesarias”.

La máxima mandataria portuense reconoció los muchos problemas surgidos, con especial incidencia en este 2014, pero se comprometió a abrir vías de diálogo con la concesionaria para encaminar la situación y “liquidar” los inconvenientes surgidos.

En un primer encuentro, tanto Ayuntamiento como concesionaria coincidieron en replantear la comunicación entre ambas partes y entre la empresa y sus clientes.