6 empresas villeras homenajeadas tras más de cien años de trayectoria

El Ayuntamiento de La Orotava rinde homenaje a seis empresas del municipio que han cumplido más de cien años de historia. En concreto a los dos molinos de gofio activos, la Venta Nueva, Panadería Santiago, la Fast y el bar Chucho.

Ya en 2017 se llevó a cabo, por primera vez, esta iniciativa en reconocimiento a esta significativa e histórica trayectoria en el comercio local, y en esa ocasión se distinguió a Casa Egón (1916), Calzados Afonso (1904), Farmacia Fuentes (1879), Ferretería Orotava (1904) y el comercio Casiano García Feo (1909).

El Salón Noble de la Casa Consistorial villera acogió, en la tarde-noche del pasado miércoles, 23 de enero, este homenaje en el que se proyectaron seis cortos documentales dedicados a estas empresas centenarias, producidos por Leo Rodríguez y guión de Óscar Rocío. En estos pequeños reportajes se exponen las principales características de cada establecimiento y un recorrido por la historia y las singularidades de cada uno. Dando voz a los principales protagonistas de cada negocio. Todos coinciden en valores como la familiaridad, el trabajo y esfuerzo, lucha, sacrificio, la constancia, y la capacidad de superar obstáculos.

El alcalde Francisco Linares valora que “las empresas villeras han sabido modernizarse y adaptarse a los tiempos actuales, pero sin perder la esencia de su raíz”. El concejal de Desarrollo Económico Local, Felipe David Benítez, subraya que la Villa es de los pocos municipios de Tenerife que cuenta con un importante número de empresas con más de un centenar de años a sus espaldas. Así, once establecimientos de La Orotava participarán en el acto que en breve llevará a cabo el Cabildo de Tenerife para rendir también homenaje a las empresas centenarias de la isla.

Las empresas centenarias

La Panadería Santiago surgió del simple trabajo hogareño de la abuela de la familia, quien, en tiempos difíciles, sobre 1906, comenzó a hacer panes para sus vecinos, y luego su hijo, muy joven, le ayudó en el reparto, hasta poder incluso comprarse una burrita y dedicarse a vender los panes de su madre por todo el Valle. Progresivamente se fueron asentando y comprando maquinaria, y desde entonces no han dejado de progresar e intentar competir con los métodos industriales y no tradicionales que logran mantener y que les distingue por dar gran calidad a sus productos.

La Venta Nueva comenzó siendo la primera venta nueva del pueblo, y poco a poco, paso a paso, se fue convirtiendo en un importante mayorista y distribuidor. A lo largo de su trayectoria, han pasado 4 generaciones. En su día supieron especializarse y diferenciarse del resto de negocios similares, por lo que fueron prosperando. Y al igual que muchas otras, pudieron superar, con dificultades, la última crisis económica general. En la actualidad siguen cada día superando las secuelas de la misma, y defendiendo con mucho esfuerzo y entusiasmo este negocio que se mantiene entre los mejores de estas características.

En 1914, veintitrés agricultores del Valle de La Orotava fundaron el Sindicato Agrícola Norte de Tenerife. El objetivo fue despojar a Gran Bretaña del monopolio de la producción y exportación de un producto canario como el plátano. También se expandieron al Sur de la Isla, llegaron a tener naviera propia y construyeron viviendas para sus empleados más necesitados. Hoy en día, 160 personas siguen trabajando directamente en la Fast para producir y exportar los plátanos y diversas frutas y otros productos a la península y resto de Europa. Generan más de un millar de puestos al año, directa e indirectamente.

Ya hace más de 150 años de la trayectoria del bar Chucho o Casa Emiliano en la zona de la Cruz del Teide, aunque más que un bar es un punto de encuentro y ocio, sobre todo cuando se llevaban a cabo los famosos campeonatos de futbolín. Hoy en día sigue siendo todo un referente y punto de esparcimiento. El abuelo del actual propietario Jesús González, inició el negocio como una bodega y venta, con la que siguió su padre, hasta convertirlo él en bar-cafetería como sigue en la actualidad.

El Molino de Gofio La Máquina, el Molino de Gofio de Abajo, con más de un siglo de historia, ha apostado por la innovación en la combinación de granos y elaboraciones de varios tipos de gofio. Primero perteneció a la familia Ascanio, luego pasó a Ángel Domínguez Machado, con quien comenzó a trabajar el actual propietario, Manuel Hernández. Con ellos estuvo 37 años, y hace once años que lo arrendó. El otro Molino de Gofio operativo en este momento, es el molino de Arriba o de Chano, que tiene ya más de 500 años. La Orotava contó con un total de doce molinos. Ambos establecimientos, cada día, intentan conservar la tradición y adaptarse a los nuevos tiempos para ofrecer una sana y variedad de gofios.

DÉJANOS UN COMENTARIO CON TU OPINIÓN

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SÍGUENOS EN...

2,234FansMe gusta
394SeguidoresSeguir
369SeguidoresSeguir
97SuscriptoresSuscribirte
1
×
Hola! Saludos desde Puertodelacruz.com.
A través de Whatsapp puedes ponerte en contacto con nosotros de manera fácil con tus comentarios, ideas o sugerencias. Pincha el botón y escríbenos.