El renacimiento del Taoro

No es de extrañar que la persona que atendía el bar terminase invitando a desayunar al representante de la firma que promueve la rehabilitación del hotel Taoro, después de haber accedido respetuosamente a parte de la conversación que mantenía para explicar el alcance del proyecto. El gesto es identificativo del talante de los portuenses, ese que sustenta la dualidad acogida-integración, pero, mucho más, de las ganas que tienen aquéllos de ver o tocar algo nuevo en la ciudad, algo que les reanime, algo que luzca y que les devuelva las ganas de sentirse avanzados y partícipes, a su manera, de una pujanza que tanto cuesta reivindicar.

Por eso, es muy ilusionante la idea de los mentores de la iniciativa, ya en marcha, en esa fase -acaso la más complicada- que es la preparatoria de todos los pormenores de la actuación en el ámbito político-administrativo: la idea de ir más allá de la mera gestión de un nuevo establecimiento, con sus valiosos antecedentes históricos en todos los ámbitos (incluido el de la formación profesional), pero predispuesta para una funcionalidad vanguardista que la convierta en una referencia social relevante.

Por ahí van los responsables del nuevo futuro hotel Taoro que van a desarrollar su proyecto en un marco incomparable, una plétora de encantos naturales que se verán realzados, seguro, con la nueva fisonomía del establecimiento que volverá a llamarse, con toda propiedad, Gran Hotel Taoro.

Siempre dijimos que al Puerto de la Cruz le convenía uno o dos establecimientos de la máxima categoría para innovar y cualificar su oferta. Para ser más competitivo. Todo da a entender que estamos ante una gran oportunidad y que para finales de 2021 se podrá disfrutar de una gozosa y llamativa realidad. Volverá el empaque del Taoro, su señorío, ahora en una versión modernista que abrirá y marcará tendencia, no solo por la restaurada concepción arquitectónica sino por la intención de complementar prestaciones socioculturales que ya se irán conociendo.

Es el renacimiento del Taoro. Es pasar de los recuerdos y de la nostalgia a la vanguardia hotelera y turística que solo se revitaliza con iniciativas que tengan presentes los valores del ayer y los que se han de cultivar, con enfoques novedosos, para el porvenir inmediato.

El Taoro tiene que ser sinónimo de vanguardia… y de pujanza.

DÉJANOS UN COMENTARIO CON TU OPINIÓN

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1
Hola! Saludos desde Puertodelacruz.com. No somos el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz sino un Diario Digital Independiente del norte de Tenerife. Esperamos tus comentarios, ideas o sugerencias. Pincha el botón y escríbenos.
Powered by