26 octubre, 2020

La última conversación con D. José Siverio Pérez

El nombre de D. José Siverio Pérez (1928-2019) figura en diversos ámbitos que trató y abarcó a lo largo de su existencia. El sacerdocio, la radio, la investigación, el arte y otros campos de la cultura ocuparon su interés y atención. Bajo el principio de conocer más y mejor su trayectoria, acudimos en numerosas ocasiones hasta su domicilio, situado a escasos metros de la Parroquia de Nuestra Señora de la Concepción, en el centro histórico de Realejo Bajo, recordada por el incendio de 1978 y la iniciativa que, gracias a numerosas personas y bajo su designación como presidente de la comisión, se terminaría por reabrir en 1993. La vida de D. José estaba marcada por incontables vivencias y anécdotas. Se podía dialogar con él durante horas, pues se mostraba al día de la realidad en la que vivía y era consciente del pasado que formaba parte de su existencia vital. Siempre se mantuvo optimista. Hasta el final conservó una memoria privilegiada, recordando con exactitud nombres, fechas y acontecimientos que le tocó vivir o de los que fue protagonista. Por tantas acciones e iniciativas recibió numerosos reconocimientos. Seguí de cerca sus últimos años. Lo visité por última vez el 30 de mayo de 2019 junto al historiador Germán F. Rodríguez Cabrera. En su domicilio se encontraba su sobrino Manolo. Nos abrió la puerta y le saludamos. No queríamos molestarle durante mucho tiempo pero, como en tantas otras ocasiones, lo que era un saludo se transformó en un ameno diálogo durante más de una hora. D. José se encontraba preparado para ver en la televisión la entrega de los Premios Canarias. Intercambiamos impresiones sobre los premiados y nos formuló numerosas preguntas sobre ellos. Durante el transcurso de la conversación, acudimos primeramente ante la imagen de Los Realejos en el transcurso de los años treinta, cuarenta y cincuenta del pasado siglo XX. D. José era capaz de describir esos años con increíble nitidez. Yo acababa de adquirir un ejemplar de su novela Un pueblo cualquiera, publicada en Madrid en 1958. Le formulé preguntas sobre su origen, desarrollo y estructura. Especialmente acudí ante su último capítulo en el que se advierte, de forma autobiográfica, un homenaje póstumo a su hermano Manolo. Con cierta emoción en sus ojos recordó la vida del joven que falleció como seminarista en plena adolescencia. Según nos relató, había acudido junto a su padre y otros hermanos al núcleo de Las Aguas. Allí disfrutaron de una agradable visita donde no faltaron los instrumentos musicales y la interpretación de diversas piezas. Al día siguiente, amaneció con fiebre y, a las pocas horas, falleció. Esa muerte marcó indudablemente al núcleo familiar y, especialmente, al propio D. José, que le recordaría siempre como un ser del cual lograría aprender numerosas lecciones para la vida. Intercambiamos también impresiones sobre su tío, de mismo nombre y primer apellido, D. José Siverio, que durante años ocupó el cargo de párroco en el sur de Tenerife hasta su traslado al norte. Comentamos detalles sobre la vida de su padre, D. Rafael. Se sucedieron, además, las anécdotas y las vivencias de otros protagonistas del escenario realejero como D. Cipriano de Arribas y Sánchez (su padre llegó a trabajar con él) y otros seres que permanecen en la memoria colectiva, tal y como sucede con el recordado doctor D. Joaquín García Estrada.  

A media mañana del martes 4 de junio de 2019 recibo un mensaje de texto de su sobrino Manolo. D. José había fallecido. Por motivos laborales yo no estaba en Tenerife y sentí con profunda tristeza e impacto su desaparición. Atrás quedaba la imagen y el recuerdo por un ser cuya biografía constituye una parte esencial para aproximarnos al conocimiento del siglo XX y primeros años de este siglo en Los Realejos. Un año después, seguimos manteniendo su recuerdo como homenaje y agradecimiento a su vida, a sus acciones, a su generosidad y, por supuesto, a su entrega por los demás.

DÉJANOS UN COMENTARIO CON TU OPINIÓN

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SÍGUENOS EN...

2,597FansMe gusta
512SeguidoresSeguir
400SeguidoresSeguir
209SuscriptoresSuscribirte