24 mayo, 2022

Pino se nos fue

PinoAlrededor de las cuatro y media de la tarde de este martes falleció Pino, la gran referente del trabajo social en el Puerto de la Cruz. Falleció a los 62 años, tras lidiar con un cáncer contra el que luchó en los últimos años con convicción y entereza, con esa fuerza y sentido positivo de la vida que también impregnó su trabajo a lo largo de décadas. Pino es una de las portuenses más conocidas y apreciadas por todos los vecinos de la ciudad y prácticamente todos, de una forma o de otra tenemos algo que agradecerle.

Pino siempre se caracterizó por ser una persona, recta, íntegra, todo un ejemplo de empatía con todos aquellos que acudían a ella, una mujer que siempre supo escuchar y buscar las maneras imaginativas de ayudar. Hablar de los servicios sociales y hablar de Pino casi se puede decir que era una misma cosa, hasta el punto de que buena parte de los ciudadanos se referían al mismo, sencillamente, como “casa Pino” o “donde Pino». María del Pino Pérez Hernández fue la primera trabajadora social del Ayuntamiento en 1976 y no nos equivocamos si decimos que buena parte de las políticas sociales desarrolladas en el municipio desde la etapa previa a la llegada de los ayuntamientos democráticos tienen su sello y su impronta. Durante los 70 y 80 participó activamente en las políticas de vivienda desarrolladas en el municipio y participó de manera fundamental en proyectos como el Hospital de la Inmaculada, la Casa de los Hermanos de la Cruz Blanca, el Centro Educativo Matilde Téllez, el Hogar Santa Rita, etc. Pino también desempeñó un protagonismo indiscutible en proyectos como los Equipos de Desarrollo Comunitario de La Vera, de Punta Brava, etc., en el Piso de Mujeres Maltratadas, y, especialmente en el Centro de Asistencia Intermedia. Otra de sus fortalezas en el trabajo social fue la gestión de pensiones donde muchos (especialmente los mayores) pusieron toda su esperanza para continuar adelante.

Se nos fue en la tarde de hoy una pionera en el trabajo social en toda la isla, que en lo profesional fue impecable y clarividente. Fue una mujer enérgica, de trato humano, de trabajo incansable, recta y de una honestidad a prueba de bomba. Su trayectoria por la vida ha tocado a muchas personas y nos ha mostrado que de los mimbres del deseo de ayudar se puede hacer una profesión. Se nos fue Pino antes de tiempo. Gracias Pino por ser un ejemplo para todos.

Nota: El sepelio será hoy miércoles a las 15.30 horas, desde el velatorio de la calle Viera a la parroquia de Santo Domingo de Guzmán donde se oficiarán las honras fúnebres y a continuación al Tanatorio Tenerife para su incineración.

Foto: S. Sacramento

DÉJANOS UN COMENTARIO CON TU OPINIÓN